Probablemente te identifiques con algunas de las siguientes emociones o conductas:

  • Alivias síntomas físicos y emocionales con medicamentos, emociones dolorosas con actividades que te desconecten de lo que sientes, y resuelves el cansancio con café y/o bebidas energéticas.

  • Sientes que las horas pasan volando y que la lista de cosas por hacer es interminable.

  • Te mueves poco y tu cuerpo te parece ajeno.

  • Te sientes cansada, pesada y sin ganas ni fuerzas para hacer nada.

  • Sufres de cambios bruscos de ánimo y de humor y eso repercute en el ambiente de tu hogar y en la relación con tu pareja, hijos, colegas, familiares y amigos.

  • Vives al límite de tu energía, te sientes siempre agotada y pospones cualquier opción de autocuidado por ser la mejor mujer, la mejor profesional y la mejor mamá.

  • Probablemente estás en un estado permanente de culpa y miedo a ser juzgada o evaluada según parámetros sociales de cómo deberían hacerse las cosas o cumplirse ciertos roles.

  • Eres valiente, decidida y comprometida.

  • Sientes que ya no das más y por fin darás el paso para cuidarte y mimarte.

  • Estás dispuesta a aprender a compatibilizar tu familia, hijos, trabajo y bienestar personal.

  • Estás aburrida de lamentarte por lo que te sucede o no te sucede y prefieres tomar acción.

  • Te encanta fluir por la vida y quieres dejar de planificar y controlar todo lo que te acontece.

Sabes que necesitas un empuje para aprender a cuidar de ti y

¡Aquí es donde yo puedo ayudarte!

Mantener hábitos de vida saludables te permitirán descubrir cual es tu propio ritmo, quien eres realmente y que quieres para ti y tu vida

Tomarás conciencia de que si tu no estás bien contigo misma, será muy difícil mantener en armonía tus relaciones, tus intereses, tu estado de ánimo y tu funcionamiento en general.

Si has llegado hasta aquí es porque sientes que ya no das más y por fin darás el paso para cuidarte, mimarte y dejar de autosabotearte y maltratarte con elecciones de vida cegadas por el ritmo acelerado y en piloto automático por el que optaste en algún momento.

El ritmo acelerado en que se mueve nuestra sociedad no nos permite detenernos a pensar y evaluar si estamos conformes o no con la vida que llevamos y nos hemos dejado llevar por lo que se debería hacer o en general la mayoría de las mujeres hace.

Vivimos en un mundo diseñado por hombres y para hombres. Y el estar preocupadas de cumplir nuestro rol de dueña de casa, pareja, madre y profesional de la mejor manera, nos mantiene cegadas y no pendientes de las señales de descontento que nuestro cuerpo nos da.

Seguimos poniendo en juego nuestro propio bienestar, en beneficio de cumplir roles preestablecidos o responder a exigencias autoimpuestas.

Te invito a que caminemos juntas en mi coaching de vida saludable.

Trabajaremos evaluando y modificando en paralelo, el como te nutres por medio de los alimentos y como te nutres con tus experiencias de vida: aquellas que nutren tu corazón.

Pretendo con el coaching que trabajes en pro de mejorar tu salud física, emocional y espiritual. Que te conozcas y aprendas a reconocer las señales de gratitud y discomfort que tu cuerpo te da y aprendas a darte aquello que realmente necesitas y nutre, y prescindas de lo que te daña o no te permite disfrutar. Es un trabajo muy lindo, amoroso, holístico y personalizado.

Mantener hábitos de vida saludables te permitirán descubrir cual es tu propio ritmo, quien eres realmente y que quieres para ti y tu vida

Tomarás conciencia de que si tu no estás bien contigo misma, será muy difícil mantener en armonía tus relaciones, tus intereses, tu estado de ánimo y tu funcionamiento en general.

Si has llegado hasta aquí es porque sientes que ya no das más y por fin darás el paso para cuidarte, mimarte y dejar de autosabotearte y maltratarte con elecciones de vida cegadas por el ritmo acelerado y en piloto automático por el que optaste en algún momento.

El ritmo acelerado en que se mueve nuestra sociedad no nos permite detenernos a pensar y evaluar si estamos conformes o no con la vida que llevamos y nos hemos dejado llevar por lo que se debería hacer o en general la mayoría de las mujeres hace.

Vivimos en un mundo diseñado por hombres y para hombres. Y el estar preocupadas de cumplir nuestro rol de dueña de casa, pareja, madre y profesional de la mejor manera, nos mantiene cegadas y no pendientes de las señales de descontento que nuestro cuerpo nos da.

Seguimos poniendo en juego nuestro propio bienestar, en beneficio de cumplir roles preestablecidos o responder a exigencias autoimpuestas.

Te invito a que caminemos juntas en mi coaching de vida saludable.

Trabajaremos evaluando y modificando en paralelo, el como te nutres por medio de los alimentos y como te nutres con tus experiencias de vida: aquellas que nutren tu corazón.

Pretendo con el coaching que trabajes en pro de mejorar tu salud física, emocional y espiritual. Que te conozcas y aprendas a reconocer las señales de gratitud y discomfort que tu cuerpo te da y aprendas a darte aquello que realmente necesitas y nutre, y prescindas de lo que te daña o no te permite disfrutar. Es un trabajo muy lindo, amoroso, holístico y personalizado.

¿Quieres agendar una primera consulta?

¡Descarga gratis!

Si quieres empezar a gestar un cambio, una buena forma es descargando la guía con los Primeros pasos para iniciar tu cambio de hábitos


© Copyright – Dra. Loreto Hagar – Diseño por Nadia Agudiak

© Copyright – Dra. Loreto Hagar – Diseño por Nadia Agudiak